Bibiana Monje

ARTISTA www.bibianamonje.com

Experiencia con el 2º experimento teatral – La Cantante Calva

Esta vez, y a diferencia de  “Los Ciegos” – 1º Experimento Teatral- haré una distinción        importante entre el proceso de trabajo y el día de la muestra, pues como saben los que    asistieron, el “absurdo disparate” se apoderó de la Sala de Barricas.

No sé si conocerán el texto de “La Cantante Calva”, es, sin duda, uno de mis textos favoritos.   Les dejo con un trozo de la  1º escena para que se hagan una idea del estilo:

 SR. SMITH: (Sigue leyendo el diario) Hay algo que no comprendo. ¿Por qué en la  sección del registro civil del diario dan siempre la edad de las personas muertas y nuca la  de los recién nacidos? Es absurdo.

  SRA. SMITH: -¡Nunca me lo había preguntado!

 (Otro momento de silencio. El reloj suena siete veces. Silencio. El reloj suena    tres veces. Silencio. El reloj no suena ninguna vez.)

 SR. SMITH: (siempre absorto en su diario) – Mira, aquí dice que Bobby Watson ha muerto.
SRA. SMITH: -¡Oh Díos mío! ¡Pobre! ¿Cuándo ha muerto?
SR. SMITH: -¿Por qué pones esa cara de asombro? Lo sabías muy bien. Murió hace dos años. Recuerda que asistimos a su entierro hace año y medio.

SRA. SMITH: -Claro está que lo recuerdo. Lo recordé en seguida, pero no comprendo por qué te has mostrado tan sorprendido al ver eso en el diario.
SR. SMITH: -Eso no estaba en el diario. Hace ya tres años que hablaron de su muerte. ¡Lo he recordado pro asociación de ideas!
SRA. SMITH: -¡Qué lástima! Se conse
rvaba tan bien.

SR. SMITH: -Era el cadáver más lindo de Gran Bretaña. No representaba la edad que tenía. Pobre Bobby, llevaba cuatro años muerto y estaba todavía caliente. Era un verdadero cadáver viviente. ¡Y qué alegre era!
SRA. SMITH: -La pobre Bobby.
SR. SMITH: -Quieres decir “el” pobre Bobb
y.

SRA. SMITH: -No, me refiero a su mujer. Se llama Bobby como él, Bobby Watson. Como tenían el mismo nombre no se podía distinguirlos cuando se los veía juntos. Sólo después de la muerte de él se pudo saber con seguridad quién era el uno y quién era la otra. Sin embargo, todavía al presente hay personas que la confunden con el muerto y le dan el pésame. ¿La conoces?
SR SMITH: -Sólo la he visto una vez, por c
asualidad, en el entierro de Bobby.

SRA. SMITH: -Yo no la he visto nunca. ¿Es bella?
SR. SMITH: -Tiene facciones regulares, pero no se puede decir que sea bella. Es demasiado grande y demasiado fuerte. Sus facciones no
 son regulares, pero se puede decir que es muy bella. Es un poco excesivamente pequeña y delgada y profesora de canto.

¡Me encanta!… Pues bien, al principio del taller la línea de investigación a seguir era la “musicalidad de las cosas”, no sólo a través del ritmo escénico, sino a un nivel musical real, utilizando instrumentos y voces. Sin embargo las limitaciones del grupo y la falta de tiempo nos llevó a otros lugares, no menos interesantes: La muerte del intelecto en escena, la creación de un mundo imaginario colectivo y la incorporación de esa música a un nivel psicológico, utilizando el ritmo para desarrollar el “sentido” del humor.

Otro de los objetivos principales era trabajar “el absurdo”, género de la obra, y encontrarnos cómodos en esa dimensión tan particular, intentando sostenerlo en su estado puro durante todo el espectáculo. Y creo que lo conseguimos, sobre todo por la maravillosa anécdota -que ahora contaré- ocurrida el día de la muestra, pues nada podía haber sido más loco y real al mismo tiempo. Recuerdo que lo más bonito que me dijeron fue: “Tía, lo menos absurdo ha sido el texto”

Ahí va la “anécdota”: una de las mujeres del grupo de unos 50 años más o menos, tímida, tranquila, reservada, sin experiencia teatral y con un terrible pánico escénico, me dice justo antes de empezar la obra que se había traído un “biberón de wisky” para desinhibirse ante el público. Y claro, yo ahí dije: “Buf! ¿qué le digo?”. Me cogió tan desprevenida que pensé “yo no puedo meterme en la vida personal de esta gente, cómo mucho le digo que no le hace falta… pero igual se me echa para detrás, se niega a actuar y no podemos hacer la obra” …  Pues bien, ¿qué hicimos? echarnos a reír y pensar “bah! eso será un chupito de nada para destensar los músculos y se acabó”… ¡¡Muchacho!! ¡¡Si tú vieras la tranca que se cogió en escena esa mujer!! ¡Si la cojo…! ¡¡La tía salía del escenario a beber!!  Era tal el disparate que tenía que fue imposible controlarla. ¡Se cargó el trabajo de casi 3 meses! Ahora me río, pero si me llegan a ver la cara mientras esa mujer estaba caotizando todo el espectáculo…  Gritaba en los silencios, no dejaba acabar las frases, se metía unas hostias contra las paredes y las columnas… me tuve que levantar, romper la escena y echarla, y aun así no hubo manera de calmarla. ¡Mi madre! La gente al terminar venia y me decía: “¿Pero esto es real o es parte de la obra?” La verdad que esos comentarios fueron todo un halago, porque imagínense el descoloque que habíamos conseguido con la propuesta que hasta los más cercanos venían impactados con lo que estaba pasando…

Así es que mirándolo con distancia me siento muy contenta de que hayan pasado así las cosas, pues el trabajo que tuvieron que hacer los demás ante el boicot de su compañera, les sirvió para afianzar lo aprendido durante el taller, valorar la importancia del trabajo en equipo  y además dotó a la obra de una dimensión absolutamente disparatada, que era en fin, objetivo principal de la misma.

* pueden observar cómo se va a cuatro patas  a buscar su biberón!

De resto ha sido una  experiencia totalmente enriquecedora, no sólo a  nivel creativo  sino también personal. Vernos crecer con el trabajo, avanzar, aprender, perdernos y encontrar herramientas hacen de estos experimentos una manera de “estar” en el mundo, o al menos, eso es lo que siento.

Gracias a todos  por la confianza en el trabajo y al público por sorprenderme una vez más en el nivel de asistencia y presencia. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

3 comentarios el “Experiencia con el 2º experimento teatral – La Cantante Calva

  1. RAKATÁIN
    junio 28, 2011

    Oooh! Me encantó leer y recordar los hechos causados por “el biberón” desde tu perspectiva…También yo lo viví así, como dices en un momento, sin saber hasta qué punto estaba controlado y “pautado” de alguna manera y me fue quedando claro a medida que me resultaban molestas las interrupciones y los cortes de silencio (cuando te levantaste y después de unos segundos ella se sentó a tu lado ya no tuve dudas jeje)
    Me sorprendió mucho lo que vi, no estaba preparada en realidad, es decir no sabía qué iba a pasar ahí y me sorprendió muy gratamente. Me ha dado qué pensar…
    Yo personalmente tenía un mal recuerdo de la Cantante Calva llevada a escena, ¡gases del oficio!, pero la verdad es que la tenía olvidada y enterrada hasta esa noche. Sinceramente la vi, me sorprendió, me hizo gracia, me dejó en suspense, confusa y nerviosa, y finalmente más risas y pensé: ¡Choos…! ¿¿Se puede hacer “La Cantante Calva así?? Porque así sí me gusta… Nunca hubiera pensado sentir tantas cosas diferentes con “La Cantante Calva”, diferentes y buenas, bueno…nunca me hubiera imaginado “sentir” algo bueno…me rompió totalmente, lo cual agradezco… Respiré entre tanto teatro convencional, ordenado y lógico diario… ¡Gracias! y gracias al biberón…quizá sin él no hubiera sido tan “curioso”, (aunque me dio miedo)

    ¡¡Espero que haya una próxima!! Felicidades y graciaas!!!! B) ^_^

    • Bibiana Monje
      junio 28, 2011

      Muchísimas gracias nena, que bello tu comentario… ¡Habrá+OFcourse! 😀

  2. Sra. Smith con K y H intercalada
    julio 4, 2011

    ¿Y la foto prueba del delito? A eso se le llama humor negro, Bibiana. Me enorgullezco de ti…jijijijiji

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 27, 2011 por en Experimentos Teatrales y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: