Bibiana Monje

ARTISTA www.bibianamonje.com

Carta a los “artistas” de este país.

Prefacio:

Es la primera vez que voy a hablar abiertamente de lo que veo en mi profesión (*véase profesión como colectivo de artistas y/o  profesionales dedicados a la cultura, más concretamente al arte escénico, y que constituyen y/o construyen la estructura y relleno de la industria en este país).

Confieso, antes de empezar, que si no lo he hecho antes ha sido por falta de valor:

  • miedo a supuestos “palos” que pueden caerle a una por ser honesta.
  • miedo a ser juzgada por “incoherencia ética”, o sea, decir una cosa y luego hacer otra. (Este punto ya me da igual. He descubierto que se puede ser incoherente y no pasa nada,  además está de puta madre.)
  • la absurda creencia de que si opino “en contra” no me van a dar trabajo (*funny point, pues jamás me han dado trabajo, así que arriesgándome a que me lo den ahora les abro mi pecho pá que mamen de él)

Prólogo:

Mi intención no es sacar a relucir mis juicios de valor u opiniones de carácter profesional o estético, sería poco interesante la verdad, gracioso, pero inútil.  Tampoco pretendo acusar ni responsabilizar a otros de lo que ocurre, de ahí mi “exposición” en este escrito. Mi deseo principal es expresar la alarma interior que me provoca  la absurda existencia de nuestro sector (o mejor dicho su inexistencia esencial).

Carta:

“Se supone” que nuestra profesión se ocupa de alimentar la cultura (*cultivo de las ideas, el arte, el pensamiento, el crecimiento, el ocio, la transgresión ideológica, el conocimiento y una gran lista de apasionantes apartados dedicados a la creación/ investigación pro-bienestar del ser humano). Cuando hablo de “sector”  me refiero a “una parte” de la sociedad que se dedica a ofrecer a “otra parte” un servicio, beneficio o aportación a cambio, o no, de otros beneficios, servicios o aportaciones.

Si tenemos en cuenta el párrafo anterior es una evidencia monumental que nuestro sector es un fraude –si, córtenme la cabeza, es lo que pienso. No estamos haciendo bien nuestro trabajo y sin embargo queremos nuestros beneficios. Estamos estafando a la sociedad con caretas de farsa y leones, no estamos honrando el poder del teatro y lo que es mucho peor, no estamos escuchando el grito silencioso del pueblo (*véase pueblo como público, consumidor, espectador o beneficiado), desorientado y desnutrido de valores, drogadicto de este circo de basura y superficialidad.

Querido pueblo, no siendo mi intención juzgar el gusto por las cosas que consumen, mi deseo es denunciar en voz alta al colectivo de profesionales de la cultura -teatro, cine, TV, música-, y reconociéndome como parte de ella les confieso mi visión:

Somos unos cobardes, mentirosos  y oportunistas, disfrazados de héroes e intelectuales con talento. Somos un sector infantil y egoísta -sí, lo sé, parece estar muy de moda en todas las profesiones-, un colectivo individualista, débil y herido que se mueve “al son” de lo que dicen papá y mamá (*véase mamá y papá como productores ejecutivos, directivos de cadenas de TV, compañeros con visibilidad, programadores y zombis – sí, hay muchos zombis, de un lado y del otro, zombis con mucha pasta). Carecemos de raíces y valores, trabajamos por y para el aplauso, nos dais igual, no nos interesa el crecimiento, ni la búsqueda, somos una secta adicta a la risa de butaca y a la luz de foco.  Y me pone triste, porque me doy cuenta de la falta de amor que tenemos, de un lado y del otro, pues no escucho la demanda de lo que el pueblo merece. Artistas sensibles  y heridos agarrados a la teta, muertos de miedo a no gustar. No merecemos subvenciones, ni ayudas.  No, desde esta pobre dimensión. No les estamos ofreciendo  nada necesario en esta crisis existencial disfrazada de monedas. Estamos transitando un cambio de consciencia único en la Historia de la Humanidad, y nosotros los artistas -muchas veces visionarios y/o mediadores del mundo abstracto- estamos entorpeciendo el camino de la consciencia, anteponiendo nuestros egos y miedos individuales al progreso y al conocimiento colectivo. Entiendo que la vida nos ponga un 21% de IVA en toda la cara.

Sé el riesgo que corro al hacer una afirmación como ésta en mi entorno, pero no me voy a callar la boca, porque yo también soy pueblo y necesito de las artes, de la sensibilidad de mis compañeros, de sus visiones honestas y de la magia de la creación comprometida. ¡Necesito del teatro! Y lo que  estoy es hasta el coño de que me traten como si fuera gilipollas, de ver monigotes recitando palabras vacías y directores/as sin talento ocupando los teatros nacionales. Hasta el coño de escuchar a los/las actores/trices que no cobran por su trabajo como merecen y luego ver las mierdas en las que participan, pues jódanse. No existen las víctimas, ni las injusticias, eso son creencias medievales. Hasta el coño de creer que tengo que escalar montañas para poder hacer lo que me hace feliz, que si no salgo en la tele no soy nadie, y que es imposible cambiar las cosas porque el monstruo que hemos creado  se alimentó de nuestros sueños… ¡Anda ya a tomar por culo!

Queridos compañeros/as , “artistas de la cultura”, famosos e invisibles, los que no han podido elegir otra cosa, los enamorados de la esencia de esta profesión… ya está bien. Se nos salen del pecho las ganas de hacer las cosas de otra manera. Estamos deseando ofrecer historias que merezcan la alegría de ser escuchadas, de compartir nuevas visiones, de trabajar desde el corazón, de sentirnos útiles en esta sociedad.  Dejemos de creernos todo lo que no nos lleve directo a la vida que deseamos fuera y dentro de las tablas. Sólo hace falta una cosa, sólo una cosa: VALOR.

Silencio. Escuchen… ¿oyen los gritos?

Anuncios

46 comentarios el “Carta a los “artistas” de este país.

  1. 1
    agosto 27, 2015

    Raramente en blogs , pero me ha enganchado mucho tu discurso, has puesto palabras a asuntos que a muchos nos corroe por dentro, yo soy una de esas que no ha podido dedicarse a otra cosa por un amor profundo a esta profesión.

    Yo creo que hay que hacerse la pregunta a uno mismo, ¿Para qué hago esto?, ¿ Va nutrir realmente al espectador lo que ofrezco?.
    Ver cuando haces un trabajo solo por dinero, en los cuales en alguna ocasión también sirven para aprender muchas cosas que son importantes, pero saber lo que estas haciendo, no confundirse, no pensarte que porque tengas aplausos, fama o audiencia, estás aportando algo necesario al pueblo.
    Independientemente, creo que también como actor/riz un@ puede poner el corazón abierto en toda propuesta, (independientemente de como sea la obra, aunque a veces es complicado porque sientes que te estas prostituyendo con determinados trabajos).

    En fin, es plantearse que tipo de artista quieres ser, para qué lo eres, y si realmente puedes aportar algo humano al teatro… es un asunto de mucha reflexión, me alegra que me despiertes el seguir haciéndome preguntas.

    Un abrazo

  2. Magui
    agosto 27, 2015

    Ole tu coño por el valor de decir lo que pensamos muchos que amamos y digo amamos no mamamos esta profesion. Ole,ole y ole . Y si se tiene que ira tomar pol culo la bicicleta, pues que se vaya. Un 10 mi niña!

  3. Juanmi
    agosto 27, 2015

    Hay cosas que comparto en tu discurso, pero en absoluto apoyó la subida del IVA en espectáculos al 21% por que haya espectáculos comerciales y cosas que no sean de nuestro gusto.

    Un saludo.

    • Bibiana Monje
      agosto 27, 2015

      yo tampoco lo apoyo… no era eso exactamente a lo que me refería. Lo tomaba como ejemplo simbólico de nuestra realidad. Gracias por tu feed-back! ❤

    • Simón Ramos
      agosto 28, 2015

      Ella tampoco lo apoya

  4. Enrique Mateu
    agosto 27, 2015

    Me encanta. Esta reflexión a la que nos invitas es justa y necesaria para todos; tanto creadores de cultura como consumidores de cultura.

    Lo primero sería diferenciar entre ocio y cultura. ¿Todo arte es cultura? ¿Todo teatro es cultura? ¿Toda la música es cultura? ¡Nunca nos pondremos todos de acuerdo en donde poner la línea exactamente entre lo que es ocio y lo que es cultura!

    Ni si quiera tenemos claro que cultura viene de ‘cultivar’, como muy bien has dicho. Una persona cultivada, una persona culta, es aquella que ha tenido la suerte de haber sido cultivada. Si no has sido cultivado, si previamente no te han enseñado las ‘claves’ para entender, para vivir la cultura, no puedes disfrutarla.

    Pasa como con los idiomas. Si una persona te dice algo importantísimo en un idioma que no has aprendido previamente, no lo entenderás. Y puede hasta que pierdas el amor de tu vida o la felicidad por no entender su idioma

    Por el contrario el ocio lo entiende cualquiera. Lo disfruta cualquiera. No requiere casi de claves.

    ¿Un artista debe dedicarse solo a la cultura? ¿Puede dedicarse solo al ocio? ¿Debe hacer ambas cosas?

    He conocido artistas incultos que solo eran capaces de hacer ocio y ganaban grandes cantidades de dinero. Pero eran honrados. Eran coherentes. Solo entendían eso. No llegaban más allá.

    He conocido artistas con un altísimo nivel cultural, muy comprometidos con su obra, y que no lograban ni sacar a su familia adelante. Pero se negaban a acercarse al ocio.

    Yo encontré mi propia respuesta. La que me vale a mí. La que me vale a mí y la que regalo al que quiera oírla.

    En este vida debes hacer lo que realmente te guste. Sin pensar en si ganarás dinero o no. Sin pensar en el que dirán. Lo primero es saber que es lo que realmente te hace feliz. Y es muy importante detectarlo porque la vida es muy difícil y requiere de mucho esfuerzo y dedicación. Y si haces lo que realmente te gusta, entonces no te importará poner toda tu dedicación y esfuerzo en ello.

    Una vez que sabes exactamente lo que te gusta debes estudiar el cómo ganar dinero haciendo exactamente lo que te gusta. ¡Y siempre existen fórmulas!

    Pero si no has elegido correctamente vivirás en un calvario constante.

    CONCLUSIÓN

    Seas artista o público, seas creador o consumidor… ¿Quieres ser culto o inculto?

    No pasa nada. Puedes elegir libremente. ¿Qué te hace realmente feliz? ¿Cuál es la meta que quieres alcanzar? ¿Qué quieres ofrecer a tus hijos?

    Ahora bien, por favor te pido, cualquiera que sea tu libre decisión en búsqueda de tu felicidad… ¡Ni se te ocurra tocar las narices a los demás por el hecho de que hayan elegido distinto a ti!

    ¡Como tampoco si has elegido el camino fácil pretendas ir de culto por la vida!

    Se honrado contigo mismo y con los demás.

  5. Juanjo Aranguren
    agosto 27, 2015

    Hola Bibi,

    soy un compañero tuyo de la escuela de arte dramático. Lo primero de todo: me apena profundamente haber leído en los últimos meses tantos mensajes de amig@s y compañer@s de oficio desencantad@s con la profesión. Algo está pasando o algo se está moviendo. No hay duda.

    Dicho esto, y abierto el espacio de debate, creo que no podemos imponer a nadie el tipo de artista que quiere ser. Siempre ha habido artistas comprometid@s paso a paso y proyecto a proyecto con la transformación de una sociedad que consideraban injusta. Pero opino que es igual de lícito, que uno intente vivir de la profesión de la que está enamorado poniendo encima de la mesa algo fundamental: nuestro trabajo tiene que ser remunerado. Incluso creo que es posible combinar (aunque no siempre y no tanto como nos gustaría) ambas cosas. La prueba de que existen proyectos que siguen movilizando y abriendo miras es ese 21% con el que se ha querido castigar a un sector tradicionalmente encargado de poner un espejo delante de la sociedad y hacer que se refleje con toda su crudeza. Lo que intento decir, en resumen, es que estoy de acuerdo con tu visión pero diferimos en los puntos por los que pensamos que se ha llegado a este punto un poco catastrófico que estamos atravesando.

    La vida que deseamos dentro y fuera de las tablas depende, para bien o para mal, de que podamos mantenernos. Es una realidad: necesitamos un hogar y comida y bebida a diario. Lo cual limita posibilidades de embarcarte en proyectos que uno pueda considerar interesantes a otros niveles. Yo he intentado ir alternando entre los proyectos que me dan de comer (que también disfruto) y los que a nivel personal me removían algo por su compromiso con el cambio, por apostar por el riesgo y por ser una persona más remando en ese barco dirigido a remover conciencias. Como anécdota Bibi, el último proyecto de este tipo en el que me embarque me salió a -150 euros. No me he equivocado: 150 euros con un menos delante. Después de dos meses de trabajo muy intenso. Y hay personas que empalman este tipo de proyecto uno detrás de otro, lo cual nos conduce a otra paradoja: solo una situación económica desahogada puede permitir dedicarse a remover conciencias…

    Creo que también es importante que no consideremos que somos el centro del universo, algo que, por desgracia, sucede con mucha frecuencia. Me gusto mucho algo que dijo, si no recuerdo mal, Alex de la Iglesia en una ceremonia de los Goya: ¡basta de mirarnos el ombligo! Importante es un médico, no nosotros.

    Igualmente, decirte que estoy totalmente de acuerdo con el bochorno absoluto que producen ciertos repartos, muchos de ellos pagados con dinero público, en el que se ha primado la presencia de rostros televisivos por encima de la calidad. En la normalización a la que se refería Alex de la Iglesia, añadiría una regularización de esta situación para que se asimilase más a otros procesos de selección públicos.

    Bueno Bibi, que me estoy enrollando mucho. Me parece muy valiente tu opinión y siempre da gusto oír opiniones tan claras y tan rotundas. Estoy en parte de acuerdo contigo pero como proceso de solución ya plantearía una normalización de la profesión y tu apuestas por un cambio de 180 grados.

    Encantado de participar en el debate. Un fuerte abrazo.

    • Bibiana Monje
      agosto 27, 2015

      Encantada igual de escuchar tu feed-back compañero!
      Un abrazo fuerte y gracias ❤

  6. Roberto García de Mesa
    agosto 27, 2015

    Maravilloso, Bibi. Un abrazo inmenso.

  7. Javier Ortiz
    agosto 27, 2015

    Hola Bibiana: coincidimos el otro día viendo una obra. Lo que has escrito está muy bien como primer paso. Yo, creo que igual que tú, matizaría algunas cosas. Pero lo que de verdad me encantaría es escuchar tus propuestas de cambio. Hay mucha gente de acuerdo contigo y trabajando para cambiar las cosas. Estaría genial contar con tu aportación o al menos saber cómo te gustaría que fueran las cosas. Te emplazo a hacerlo de las era que quieras. Gracias

    • Bibiana Monje
      agosto 27, 2015

      hola javi! en ello llevo más de 10 años ya… y seguiremos. No hay maneras concretas para mi, sólo aliento, por puro espejismo, a tener el valor de hacer lo que uno realmente quiere hacer, en cualquier ámbito. Y poco más. Besooo y gracias por tu propuesta 😉

  8. Actor canario
    agosto 27, 2015

    Vengo de romperme el culo, soy canario, terminé la carrera de arte dramático este año y estoy trabajando con una compañía de circo, haciendo shows en un centro comercial para cobrar un mes después de estar currando dos meses. Me encanta el mundo del clown poético y es lo que intento buscar, pero en un centro comercial una gabardina que cobra vida, o un globo que se mueve a su antojo, no son bienvenidos. quieren diversión subir ellos al escenario, y yo me callo y hago lo que tengo que hacer. Me encantaría trabajar a los niveles de algunas compañías de aquí que hacen teatro clásico, pero nunca podría independizarme. Con esto quiero decir, que como bien dicen arriba, para poder hacer teatro que mueva conciencias tienes que tener comodidad económica, los hippies provenían de familias ricas, un pobre ya vivía en una comuna, Señores mas humildad y a trabajar mucho para ganar dinero, que un acróbata o un bailarín no se queja tanto. Salud!

    • Bibiana Monje
      agosto 27, 2015

      Hola Adrián, una de las cosas de las que me he dado cuenta después de 31 años es de que todo lo que uno “cree” (cabeza) lo “crea” en su vida. Yo estoy hasta los cojones de hacer malabares para pagar el alquiler y paso ya de creer que hay que deslomarse para conseguir lo que uno quiere. Que los hippis son ricos y los ricos unos mierdas. mi apuesta radica en inventarme mi propio camino, asumiendo las consecuencias. Admiro y siento un profundo agradecimiento por todos los que se lanzan a por sus sueños de la manera que sea.. Te mandó un abrazo y gracias x tus palabras¡

  9. Suso Serra
    agosto 28, 2015

    Me has dejado loco. Jamás leí tanta honestidad en un artista. Es cierto. Soy cantante y así lo siento. Tenemos lo que tenemos.
    Felicidades por tus palabras. Te amo!

  10. Enrique Mateu
    agosto 28, 2015

    Cuando veo esto https://youtu.be/TuSSlFZ8cfA con más de cuatro millones de vistas o esto https://www.facebook.com/EightNinetySeven/videos/10153293152993747/?pnref=story con más de 12 millones de reproducciones me digo… ¡El equivocado debo ser yo!

  11. Rogelio Botanz
    agosto 28, 2015

    Coincidí con ella en un festival BIMBACHE… me pareció enormemente creativa, lúcida y valiente… y este escrito me lo confirma. ¡Aupa Bibiana!

    • Bibiana Monje
      agosto 28, 2015

      😀 gracias maestro por tus palabras! ❤ un abrazo fuertee… ¡aupa!

  12. Andoni Garaizar
    agosto 28, 2015

    !Sinceramente gracias!

  13. J. Carlos
    agosto 28, 2015

    Se puede decir más alto (en mayúsculas) pero mas claro…
    Amen…

  14. J. Carlos
    agosto 28, 2015

    Se puede decir más alto (en mayúsculas) pero NO mas claro…
    Amen…

  15. Jesse Shield
    agosto 28, 2015

    El mundo del artisteo necesita una revolución como ya pasara en épocas pasadas, el problema es que hay muchos estómagos agradecidos…y eso lo hace más difícil, confío que las nuevas generaciones algún día consigan algo…

  16. bobkomyns
    agosto 28, 2015

    hasta entre la mierda crecen flores….Congrats

  17. actor
    agosto 28, 2015

    Hola. Siempre es interesante escuchar la opinión de un compañero. Una pregunta: ¿qué haces tú para cambiar esto? Si crees en una visión de tu trabajo intenta que se haga fuerte y puedas hacerlo realidad. Es fácil quejarse y meterse con los pocos que han creado industria, pero esto es un negocio, como todo en la vida. Hay arte comprometido y arte comercial, pero para alcanzar al público tiene que ser bueno.

    • Bibiana Monje
      agosto 29, 2015

      Hola 🙂 yo trabajo con la mayor honestidad qe puedo, llevo mas de 10 años haciendolo… utilizo la creacion para mi propio crecimiento personal y luego lo comparto con el resto. Trato de ser consciente para qe mis miedos no intervengan en lo qe realmente quiero contar…
      La verdad es qe mas “que hacer por cambiar” simplemnte “hago”, lo qe me sale del.. vamos… pues eso.

      Gracias por tus palabras compañero ! y mucha mierda en todo. 🙂

    • Enrique Mateu
      agosto 29, 2015

      ¿Para alcanzar al público tiene que ser bueno? ¿Bromeas, verdad?

      ¿Quieres decir que esto es bueno https://www.facebook.com/EightNinetySeven/videos/10153293152993747/?pnref=story puesto que ha alcanzado más de 12 millones de reproducciones?

      ¿Qué llega a más al público; un vídeo cutre mal grabado de un tipo cayéndose de un tejado y rompiéndose la crisma o una entrevista en alta definición a Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura, los creadores del LED?

      Si los medios de comunicación programan la basura que programan es porque la basura es lo que llega al gran público. Y las empresas no son ONGs. Las empresas son organizaciones que tienen que presentar beneficios a sus socios. Y cuanto más grandes mejor.

      Por eso es obligación del estado ayudar a sus ciudadanos para entender y disfrutar de un programa con Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura en vez de con Belén Esteban.

  18. Juan Aragón
    agosto 29, 2015

    Bravo Bibiana!!
    Yo también estoy cansado de toda esta mierda. De andar mendigando oportunidades y de sentir como el paso del tiempo me aplasta en vez de moldearme cada día más en algo bello. De pequeño me sentía en otro canal, y ahora cada vez mas me doy cuenta que no me va a ser fácil resintonizarme. Rodeado de comodidades, que me costaban las horas de mi vida,dejé todo y comencé a luchar por mi y para ser yo metido ya en los 29 años. Ahora 10 años más tarde no me arrepiento de lo que hice en ningún momento, pero vivo día a día con mas verdad el peso del paso que di, ya que no solo de pasión se vive, ya que no paga las facturas y las cuentas, ya que parece ser que somos innecesarios en un mundo el cual nos reclama a gritos cada día con más fuerza. El mundo necesita de nosotr@s. La vida necesita del arte como el arte necesita de la vida misma. Espero con desespero que todo cambie. Que tod@s cambiemos por el cambio y a través de él. Temiendo caer en tópicos diré “Vida solo hay una y hay que vivirla”. Y añado “Vida solo hay una y hay que sentirla”
    Un beshote enorme!
    Gracias por tus palabras.

  19. Cami
    agosto 29, 2015

    Historias de una verdad que no existen sólo en el teatro desde que se extendieron a todos los rincones de nuestra maldita sociedad.
    ¡¡Chapeau Bibi!!
    Cami

  20. Menchu Peńa
    agosto 29, 2015

    Comparto este análisis sobre esta profesión nuestra…
    Así es aunque nadie nos atrevamos a decirlo en tantos encuentros: ferias, festivales y demás invenciones para ver quien salva su culo.
    Entretenidos, q se dice, nos tienen los que dirigen los hilos de todo, también la cultura de este país.
    Podemos intentar cambiar las cosas, pero como no cambiemos nosotros… Mal nos va.

  21. RitmodevidA
    agosto 29, 2015

    Buah jajajaj madre mía me representa mucho este texto, felicidades a la autora. Únicamente no estoy de acuerdo con lo de que “el gremio de los artistas se merecen el 21% como castigo porque vaya mierdas hacen” aunque debo reconocer que en ocasiones yo mismo he pensado cosas peores que rozan lo hitleriano pero es que veo el gran peligro de caer en la reacción diciendo esto, las justificación a la gran industria neoliberal y a la puta derecha y sus recortes, aunque comparto esa rabia contra el arte posmoderno y banal. Pero el IVA cultural es parte del problema, es el enemigo y no todos son capullos conformistas a los que les peta la cabeza al criticar la política o al “romper las reglas”, no. Estoy convencido de que mucha gente quiere hacer arte diferente pero a la vez quieren vivir de ello y tienen que pagar las facturas y se amarran a donde les llamen para vivir, es comprensible (y su sueño sigue siendo que les llame Lars Von Trier XD pero hay que comer) pero no es justificable todas la veces, me explico. El arte no es un ente aislado de la vida real, es la vida real, somos imaginativos pero si no comemos no vivimos y sin un techo es imposible escribir, pintar, ensayar, etc. Algunos no entienden “el concepto”, el crear, la trascendencia, solo entienden de aplausos y de sus propios ombligos y de la aprobación y reconocimiento paternos “ay por fin mi hijo es artista” si, sale en un anuncio y ha hecho un casting para la seria horrorosa “Gym Tonic” y ese reconocimiento por el Otro es su máxima aspiración (Esto mismo es un síntoma de quiénes tienen la hegemonía cultural, de qué productos se considera que tienen más derecho a ser vistos sobre otros más “alternativos” y tal, y eso es lo que hay que romper como dicen Los Chikos del Maíz: no vine a ser alternativo/marginal, yo vine a asaltar los cielos) Claro es que el arte tiene mucho de satisfacción narcisista, y si, la gente vive sola y quiere que el mundo las reconozca y blablablá pero para que haya más y mejor arte el artista, para empezar, tiene que reclamar lo que le pertenece, perder el complejo de inferioridad en el que de alguna manera él mismo se ha instalado con la excusa de “al menos yo no me vendo, como el resto”. No, Kase O decía “Si quieres verme paga caché, es así” y tenía más razón (y más orgullo y más ego) que un santo. Esto también es un trabajo y necesita unas bases materiales para que no haya miedo, para que nazca de un acto libre, que es fundamental para que el arte pueda ser fecundo. Reclamar lo que te pertenece quiere decir también la subvención por derecho, para que las obras salgan adelante tal y como son y fueron pensadas en el inicio y no pedir de entrada subvención a cambio de “yo te hago algo bonito y muy rentable, yo me adapto, yo cedo, puedes confiar en mí señor productor” No, los grandes no cedieron, Kubrik no cedía (jaja ya, no todos se pueden permitir ser Kubrik no? jajaja) él tenía su idea de perfección: Y nosotros no debemos perder la nuestra nunca. Claro está, el cine es algo mucho más caro y complicado de llevar a cabo pero uno tiene que defender sus ideas y despreciar la conocida sumisión del “para que guste” y cuantos más seamos y más unidos estemos en esta tarea mejor. Y para acabar están esos otros por los que no hay que desviarse, pero sí darles caña cuando se tenga la oportunidad: hablo de esos que no tendrían siquiera ni que estar ahí, los que lo manchan todo, malditos vendidos sin talento! Yo he visto a más de uno de esos acostumbrados a “poner el culo” transformarse e incluso odiarse un poco a sí mismos cuando han visto la actitud del que lo hace a su manera, del rebelde, que paradójicamente también es el que no se fija en dar un mensaje para que otros sean como él y que así el mundo cambie, sino que es “el puto amo” por y para sí mismo, porque lo necesita, necesita decirle al mundo la mierda, al que se la suda “no tenerlo todo bien cubierto” ese día con tal de liarla porque es un rockandrolla (sí, el sacrificio que uno hace por lo suyo, también dice mucho del artista, pero el sacrifico perpetuo no es la aspiración del artista porque no es un bien de por sí, al menos para el no creyente, es una reacción a la industria que nos jode, nos somete, nos marca el camino y claro como yo no quiero eso me sacrifico, elijo tener menos para ser más coherente conmigo mismo y más feliz y entonces ahí es donde ellos ya han ganado, ya nos han contenido y replegado, ya no molestamos; Hay que asaltar la industria o destruirla pero no ignorarla) El artista rebelde, como decía, el que no se censura por tener problemillas y problemones por lo que hace, considera los peligros, juega con las contradicciones, pero te tira “el premio a la mejor obra” a la cabeza cuando todos esperan que sonría. Es el que genera debate y pone el dedo en la llaga si las cosas mal, y verdaderamente van mal. Pasolinis, Godards, sí, tendrían que haber más, y para eso hace falta tener ideología, un visión propia del mundo y sobre todo un dolor íntimo y personal que hace que quieras tomarte tu gran revancha. Pero al final el asunto sigue siendo cuestión de VALOR, como dice el texto, osea que chapó!

    RitmodevidA

    • Bibiana Monje
      agosto 29, 2015

      jaja amén herman@!
      I´m agree con todo 🙂
      …gracias por el palique!! 😉

  22. RitmodevidA
    agosto 29, 2015

    Ante todo, hay que entretener, no lo olvidéis.

    • Enrique Mateu
      agosto 31, 2015

      ¿Ante todo hay que entretener? ¿Pero estamos hablando de cultura o de entretenimiento? La cultura es para cultivar y el entretenimiento para entretener.

      Ni es obligación del entretenimiento hacer personas cultas como tampoco es obligación de la cultura el entretener.

      Pueden darse las dos cosas juntas pero igual de dislate es decir que ‘ante todo culturizar’ o ‘ante todo entretener’.

      Hay momentos para cada cosa ¿no?

  23. actor
    agosto 30, 2015

    Sigo sin entender la visión de quien defiende a capa y espada la opinión de la autora del blog. Puedes hacer lo que te de la gana en teatro, pero otra cosa es que alguien te quiera ver. Cuanto más “raro”, alternativo y personal sea tu trabajo, menos público vas a tener, eso es un hecho, pero por los comentarios entiendo que quereis ayuda para que vuestra producción personal, comprometida, política (o no), corrosiva o gamberra, llegue a todo el mundo… ¿qué estáis pidiendo? ¿que el gobierno (o la institución que toque) obligue al espectador a entrar a vuestro espectáculo?
    El reconocimiento se logra trabajando, y si tu trabajo (comercial o no) es de calidad finalmente recibirá su recompensa. Esto es una larga marcha, con atajos o senderos interminables para llegar al mismo fin, pero lo importante es quejarse menos y trabajar más.
    Si tu objetivo no es el gran público porque piensas que es estúpido, pues acéptalo. Trabaja para que tu pequeño público se haga grande, pero no pongas piedras en el camino de los demás solo porque ellos tienen más reconocimiento que tú. Al final todo esto suena más a envidia que a una reivindicación.

    • Bibiana Monje
      agosto 30, 2015

      estoy de acuerdo contigo “actor”… yo no estoy pidiendo nada, yo estoy expresando mi deseo de ver a los artistas haciendo el arte qe REALMENTE harian si las “circunstancias” fueran distintas… nada mas. viva el teatro comercial, no censuro nada. besooos a los dos y mas gracias x el debateee! 🙂

  24. Tana
    agosto 31, 2015

    Hola Bibi. No soy española, pero soy artista y por consiguiente habitante del mundo. Lo que planteas es universal. Vale para tu pais y para el mio, Argentina . Si lxs artistas somos la punta de lanza de la transformacion social hay algo que no estamos haciendo … comparto cada una de tus palabras y multiplico el debate.Un abrazo enorme

  25. Maria Rogel (LAPOR)
    septiembre 3, 2015

    ¡¡Holaaa!!
    LLego un poco tarde para comentar…Y he llegado hasta aquí porque un buen amigo, de corazón gestor, como yo, lo había compartido con varias personas que solemos discutir y también animarns en este arduo camino de la programación.. p
    Y quería comentar que, gustándome mucho el maniifiesto y conteniendo grandes verdades, no me gusta -ni me parece justo- el uso de la 1a persona en plural: No todos somos así, No todos nos hemos enriquecido. Lo de “cobardes, mentirosos y oportunistas” vale para algunos pero no es el saco en el q se nos debe meter a todos. Para los que nos hemos sumergido en la aventura del emprendimeinto sin bomba de oxígeno y con muy buenas intenciones y poca retribución y palmaditas en la espalda… HERE WE GO!

    • Bibiana Monje
      septiembre 3, 2015

      Of course que no! …yo hablo de la imagen que tengo de “nosotros” como “colectivo”. Por supuesto que hay muchos artistas trabajando con pasión y dándolo todo! Cada día que pasa me doy cuenta de que debería haber escrito algo sobre “las excepciones”, pero mi error fue creer que se entendía, pues al hablar de una “imagen propia” dí por hecho que era obvio que hay gente que no tiene que ver nada con esa carta.. MIL GRACIAS por tus palabras MAria! HERE WE GO! abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 27, 2015 por en Personal, Revista www.artezblai.com y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: