Bibiana Monje

ARTISTA www.bibianamonje.com

Abrazar caballos

He creado un sistema emocional que lleva las riendas de una vida que siento que no me pertenece.

Me creo que las cosas que me pasan por dentro son causadas por las cosas que me ocurren por fuera. Como si yo no tuviera nada que ver con el mundo de mis emociones. Como si yo no tuviera poder para elegir las cosas que siento.

“A nadie vi nunca hacerse cargo de ellas como para haberlo entendido antes, ni nadie me enseñó nunca a hacerme responsable de ellas.” Hasta aquí mi excusa.

Tengo la certeza de “qué fácil serían las cosas si los otros cambiaran, si las circunstancias cambiaran”.

¿No te pasa? Esa creencia absurda y tramposa que mantiene entre algodones mi propia imagen. Tu propia imagen.

He creado una estructura llena de puntos ciegos para no verlo.

No me sirve ya lo de “no soy consciente”, como si creyera, también, que al no hacerme responsable de lo que no sé estuviera justificada mi manera de ser.

Me impresiono al ver cuán infantil puedo llegar a ser vistiéndome de adulta sin darme cuenta.

Se necesita energía para cambiar.

Detrás de cada parche hay una herida, me digo. Así que retraso el momento de quitarme la venda de los ojos.

Es una revolución mundial coger las riendas de mi dolor, de la ira que siento. Observar la nube de polvo de los mil caballos que se avalanchan sobre mi y conseguir no poner a otros que la embistan…

…y no culpar a otros de haber abierto el establo,

...y ponerse delante, con los ojos abiertos a abrazar caballos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 1, 2017 por en Personal.
A %d blogueros les gusta esto: